Patrimonios de Panamá, Perú y Venezuela en peligro

fotonoticia_20150702092133_800Portobelo y San Lorenzo en Panamá

Son fortificaciones que durante los siglos XVII y XVIII sirvieron de fortaleza militar. Construido por locales esclavizados ordenados por el imperio español durante sus años de invasión en territorio americano, fueron construidos para evitar que lo saqueado por el imperio fuera asaltado por otras naciones europeas.

Se encuentra a 50 kilómetros de la ciudad de Colón en Panamá, cuando ésta formaba parte de la Nueva Granda y de Colombia, llegó a constituirse en uno de los principales puertos de la región, a través del cual los saqueadores transportaban el oro extraído principalmente en Perú rumbo a Europa y especialmente hacia España.

La UNESCO lo incorporó a la lista de Patrimonios en el año 1980. Factores climáticos, la falta de mantenimiento por parte de las autoridades involucradas y el permiso indiscriminado para desarrollo urbanístico cercano, la han colocado en la lista de Patrimonios en peligro.

Zona arqueológica de Chan Chan en Perú

Es una ciudad de adobe donde se desarrolló la cultura preincaica entre los años 1000 y 1200, siendo la ciudad de construcción de adobe más grande de Latinoamérica y la segunda del mundo. Está ubicada en el área que actualmente se conoce como Trujillo.

La UNESCO la ingresó a la lista de Patrimonios de la Humanidad por su riqueza histórica en el año 1986, incluyéndola ese mismo año en la Lista de Patrimonios en peligro por su estado de conservación y la falta de mantenimiento.

Ciudad de Coro en Venezuela

Fundada en el año 1577 Santa Ana de Coro fue una de las primeras ciudades fundadas por el imperio español. Situada a unos pocos kilómetros de la orilla del mar Caribe, actualmente posee unos 600 edificios que rememoran la época colonial, construidas con materiales y técnicas de los indígenas de la región tales como el barro, adobe y bahareque.

La UNESCO la incorporó en la Lista de Patrimonios en 1993 y en 2005 incorporada a la lista de Patrimonio en Peligro por las fuertes lluvias ocurridas durante esos años.